¿La familia como co-terapeuta? "No, gracias!"

Este post me gustaría dedicarlo a esta idea tan importante en Modulación Pedagógica y que creo que debería ser tenida en cuenta por cualquier profesional en nuestro campo: Recomendamos vehementemente no tomar a la familia como co-terapeuta. Primero porque no ha estudiado para ello y, aunque lo hubiese hecho, ese no es su rol. Su rol es hacer de familiar y eso por sí mismo ya es bastante complicado! Un Daño Cerebral Sobrevenido lo cambia todo, sobre esta idea no hace falta insistir...quién no conoce la famosa frase de Powell  "No hay individuos que sufren Daño Cerebral, sino familias afectadas por Daño Cerebral".  Si somos capaces de reconocer la gran verdad que conlleva esta frase, si somos capaces de ofrecer apoyo emocional a las familias ...también deberíamos ser capaces de entender que la terapia la tenemos que realizar los terapeutas...


       En nuestro empeño por ayudar al máximo a la rehabilitación del afectado, a veces pedimos a la familia que se implique en cosas que quizás les superen un poco: ejercicios terapéuticos, cambio de ciertas actitudes que no tienen nada que ver con su forma de ser y hacer....Y esta para-profesionalización que les pedimos les puede suponer un mayor agotamiento, sobrecarga, o incluso les puede hacer sentir culpables ya que no siguen nuestras pautas.
       Desde nuestro punto de vista, y como buenos profesionales que somos,  debemos de reflexionar sobre QUÉ NECESITA esa familia (en su conjunto, no sólo el afectado directo), y qué apoyos le podemos ofrecer para que su día a día sea lo más rico y positivo posible.....y  a partir de aquí pensar en qué les podemos enseñar y cómo. 
       Y ahi entra en juego la Modulación Pedagógica y su interacción con el equipo interdisciplinar. Es a la moduladora o al modulador pedagógico a quien corresponde observar cómo aprende ese familiar y qué necesita en su relación con el afectado directo...y traspasarlo al equipo. Pongo un ejemplo concreto: Si un familiar necesita tener más recursos para calmar a su hija afectada cuando se asusta, la moduladora pedagógica se pone en marcha. Se busca una oferta que sea "aprendible" por el familiar, tiene que ser algo fácil de aprender ( por supuesto no en una sola sesión!!). Decidimos ofrecer la actividad de "acompañamiento respiratorio de Estimulación Basal". Una vez se ha encontrado la oferta más adecuada hay que hacer dos cosas:


      1. Acompañar al familiar en el proceso de enseñanza-aprendizaje
      2. Traspasar al equipo terapéutico la necesidad y la oferta trabajada con 
          el familiar y su afectado directo

       Si el equipo incorpora esta pequeña actividad en su abanico terapéutico estamos ayudando a ese familiar en su propio proceso de aprendizaje, ya que logicamente, cuanto más se repita una misma actividad, más fácil le será al afectado integrarla finalmente y más rapidamente vivirá el éxito el familiar cuando él la realice, ya que el afectado se calmará más pronto, con la satisfacción y seguridad que eso supone para ambos.
       Así, los terapeutas seguimos siendo nosotros, se incluye a la familia en el proceso pero no como terapeuta, sino como parte afectada más que hay que atender y, el afectado, logicamente se beneficia de una atención más vinculada entre las distintas partes.



Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Te apetece dejar tu comentario? Escribe en el espacio en blanco, elige luego en la pestaña que indica cómo quieres aparecer. Solo te queda clikar, copiar el código que te aparecerá, darle a "publicar" y listos ! ;)